Mostrar navegación móvil

lunes, 5 de enero de 2015

Hospital que dejó morir mujer a sus puertas está supervisado por gobierno peñista

Anon Hispano - 21:00
El titular de la Secretaría de Salud del Distrito Federal (SSDF), Armando Ahued Ortega, informó que el Hospital Materno Infantil “Dolores Sanz”, que negó la atención médica a la mujer fallecida el fin de semana pasado, es regulado por el gobierno peñista.



Ahued Ortega añadió que la dependencia a su cargo coadyuvará con las autoridades en la investigación de la muerte de Guadalupe Ramírez Vizcaína. El Secretario indicó que efectivamente hubo una negación del servicio y que el hecho está siendo revisado por la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed).

“Nosotros podemos coadyuvar si la Cofepris (Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios) nos pide apoyo a través de la Agencia de Protección de Riesgos sanitarios”, indicó Armando Ahued, en declaraciones a medios.

Añadió que el hospital ha trabajado desde hace 80 años bajo el auspicio de una fundación, avalado y regulado por la Secretaría de Salud federal.

El pasado sábado 3 de enero, la señora Guadalupe Ramírez Vizcaína de 75 años, falleció sentada en su silla de ruedas afuera del Hospital Materno Infantil “Dolores Sanz” luego de que personal del nosocomio le negara la atención médica.

La mujer fue llevada del municipio de Chalco, Estado de México, al hospital que se ubica en la calle de Estrella y Cerrada de Estrella en la colonia Guerrero del Distrito Federal. Dos de sus primas señalaron que la mujer de la tercera edad padecía de diabetes y cuando la quisieron ingresar al hospital privado fue rechazada por personal del mismo argumentado que estaba muy grave y sería mejor que la llevaran al Hospital General.

La señora Guadalupe y sus dos acompañantes tomaron un taxi en Valle de Chalco y por segunda vez acudieron al tratamiento de hemodiálisis de la mujer que padecía diabetes e hipertiroidismo. En el camino la mujer se mostró inestable.

Los familiares denunciaron además que pagaron 900 pesos por el tratamiento de hemodiálisis. Sin embargo, Ramírez Vizcaína comenzó a sentirse mal, quedó inconsciente y el personal médico informó a las personas que la acompañaban que no podían atenderla.

Por ello, las dos mujeres recogieron el dinero que habían pagado, salieron del hospital y se dirigieron en busca de un taxi. Sin embargo cuando se percataron, Guadalupe ya había fallecido.

Doña Guadalupe murió en la calle a escasos metros del nosocomio por falta de atención médica.
El cadáver permaneció al menos dos horas en la calle de Estrella. Abajo de la banqueta el cuerpo de Guadalupe fue cubierto por una cobija y protegido por sus dos familiares.

Tras la muerte de la señora, el hospital continuó con sus actividades, pero al percatarse de que los medios de comunicación estaban afuera de las instalaciones, cerraron las puertas y no atendieron a más pacientes. Sin embargo, momentos antes, el hospital aseguró que la mujer salió viva y consciente de sus instalaciones, y que en ningún momento le negaron la atención. Sin embargo, la versión no es oficial.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal no ejerció acción en contra del hospital debido a que la causa de la muerte de la paciente fue “enfermedad”.

Con información de Sin Embargo
Comentarios de Facebook
0 Comentarios de Blogger
Facebook Comments by Blogger Widgets

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...