Mostrar navegación móvil

domingo, 9 de noviembre de 2014

Padres de Ayotzinapa recorren basurero y no hallan evidencias de cremación masiva

Anon Hispano - 19:38
Una comisión de seis padres de familia de los 43 normalistas de Ayotzinapa recorrió ayer el basurero municipal de Cocula en compañía de promotores de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y contradijeron a la PGR que dijo que en ese lugar quemaron los cuerpos de 43 personas, presuntamente de los normalistas.




El señor Bernabé Abraham Gaspar, papá de Adán Abraham de la Cruz desestimó las declaraciones del Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, quien señaló que según autores materiales los 43 normalistas fueron asesinados y quemados en el basurero municipal de Cocula y sus cenizas y restos fueron arrojados en bolsas en el cauce del río.

“El Procurador solo nos anda engañando, siempre anda diciendo que nuestros hijos están muertos”, lamentó.

Ayer una comisión de seis padres de familia, acompañados por promotores de la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG), realizó un recorrido en el basurero donde presuntamente fue el crimen y por la noche ofrecieron declaraciones a reporteros en la explanada de las Tres Garantías, donde la UPOEG mantiene su campamento.

“Yo estoy seguro de que mi hijo no está muerto, porque sabemos que los policías se los llevaron, ellos los tienen y ellos saben dónde están, por lo que ellos nos los tienen que entregar como se los llevaron, vivos”, sostuvo el padre de familia de uno de los normalistas desaparecidos.

El basurero de Cocula está a unos 10 kilómetros de la cabecera municipal, para llegar se cruza parte del centro del poblado y se toma una carretera con rumbo al sur, hacia donde también se ubica el panteón municipal. Se pasa por la comunidad de Puente Río San Juan y la colonia Vicente Guerrero.

Se sigue por una brecha de terracería y al final del camino principal está el basurero a cielo abierto, el cual está en un socavón, que es una cañada natural de donde los camiones recolectores de basura, desde lo más alto, levantan las cajas de los carros de volteo y arrojan la basura.

La base del basurero, donde presuntamente fueron quemados los cuerpos de al menos 43 personas, presuntamente de los normalistas, está a unos 30 metros abajo y la única forma de descender es a pie y es complicado.
Se aprecia una superficie quemada de no más de 4 metros de diámetro, pero no hay indicios de restos humanos ni olores característicos de zonas donde han sido hallados cadáveres.

Abraham Gaspar consideró que la PGR solo “pretende darnos los restos de otras personas, nosotros hasta que no nos digan los peritos de Argentina, que es solo a quienes les tenemos la confianza, solamente así vamos a creer hasta que ellos nos digan que son los restos de nuestros hijos”.

Consideró que las declaraciones del procurador es porque éste ya quiere dar por concluida la búsqueda de los 43 normalistas desaparecidos, “pero los padres de familia de los 43 desaparecidos y de los tres que cayeron ese día no creemos”.

A pregunta realizada, dijo que ellos van a seguir realizando trabajos de búsqueda de sus hijos y reclamó, “porque vemos que los policías federales no hacen nada, sólo vemos que se andan paseando en sus patrullas y no hacen nada, sólo están parados o paseando y no hacen nada, no sé cómo dice el procurador que tiene a más de diez mil elementos buscando a nuestros hijos y no vemos que hagan nada”.

Indicó que no creen en la versión del procurador Murillo Karam y fijó que “ya no le tenemos confianza al gobierno”.

A pregunta de lo que vieron y sintieron en la zona del basurero donde presuntamente fueron quemados 43 cuerpos, presuntamente los de sus hijos indicó, “yo realmente no sentí nada, porque tengo la certeza de que mi hijo está vivo”.

Indicó que en la zona del basurero no hay señas ni indicios de seres humanos o de que hayan sido quemados, “sé que ahí no está mi hijo ni que ahí lo mataron”.

Como campesino que es, Bernabé Abraham, relató que donde fue el incendio hay alrededor algunas piedras que según el testimonio de los detenidos estuvieron junto a los cuerpos, “sabemos que esas piedras cuando se calientan demasiado con la lumbre truenan, se revientan o deshacen y las piedras que están ahí están así intactas, por lo que es ahí donde nosotros no creemos esa versión de que nuestros hijos estuvieron ahí, no se ve nada”.




Alertó que el gobierno federal pretende entregarles los cuerpos de otras persona que no son sus hijos “para ya cerrar el caso y porque según él (Jesús Murillo) se quiere ir de gira, y se puede ir, pero primero que solucione esto y después que se vaya, así veremos si realmente él tiene interés de que nuestros hijos vuelvan”.

Pidió al gobierno federal que firmen el convenio para la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), institución en la que sí tienen confianza, dijo.

El familiar de Joshivani Guerrero de la Cruz, quien se reservó su nombre, coincidió en que la versión que manejó el procurador, según la versión de un detenido, “no es lógico y para nosotros no es creíble con lo que hoy (ayer) vimos en el basurero”.

Dijo que han sido claros con Enrique Peña Nieto de que le debe dar seriedad a este caso que es delicado y “para nosotros es un sufrimiento”. “Tal parece que les ha gustado declarar o suponer que las personas que quemaron ahí son nuestros familiares, pero hoy estamos conscientes y seguros de que ahí (en el basurero) no hubo estudiantes, porque no coinciden las declaraciones entre lo que están diciendo y los hechos de lo que hoy vimos”.

Dijo que el gobierno está incumpliendo el compromiso de darnos a conocer a nosotros antes los avances de las investigaciones y no a los medios de comunicación, “porque a nosotros nos duele”.

Denunció que los efectivos federales ya no están haciendo trabajos de búsqueda de los 43 desaparecidos “como nos han hecho creer, si están, pero están en las comandancias, el centro, en los restaurantes y en los hoteles, pero no buscando a nuestros familiares”.

Sobre la detención del ex Alcalde José Luis Abarca y su esposa Ángeles Pineda Villa, la cual sólo está bajo arraigo, dijo que esa situación es lastimosa para los familiares, “porque estamos seguros de que ellos están haciendo un convenio tratando de protegerlos para no llegar a la detención de los diferentes personajes políticos de Guerrero, ellos están planeando todo para no perjudicarse las corrientes (del PRD), que manejan entre ellos, no es posible que tengan bajo arraigo a una señora que todo está bien claro de su relación con la delincuencia”.

Con información de Zócalo
Comentarios de Facebook
0 Comentarios de Blogger
Facebook Comments by Blogger Widgets

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...