Mostrar navegación móvil

domingo, 7 de septiembre de 2014

Dan 30 años de cárcel a miembros de secta cristiana que sacaron ojos a niño en ritual

Anon Hispano - 17:21
Seis personas fueron sentenciadas por sacarle los ojos a un niño de cinco años de edad en mayo de 2012 en un domicilio del municipio mexiquense de Nezahualcóyotl, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).




El juez impuso una sentencia de 30 años de cárcel a Martha García Vargas, Ciro Ríos Benítez y María del Carmen Ríos García, abuelos maternos y madre del menor, por el delito de homicidio en grado de tentativa, con la agravante de haber sido cometido en contra de un descendiente consanguíneo en línea directa.

Las tres personas deberán pagar además una multa de 105 mil 280 pesos y una reparación del daño que asciende a 129 mil 385 pesos.

En tanto que Yesenia Mayela Macías Charles, Jesús Ríos García y Ruth Elizabeth Ríos García, tíos del niño, recibieron también una condena de 30 años de prisión por homicidio en grado de tentativa, con la agravante de ventaja.

Ellos deberán pagar además una multa de 105 mil 285 pesos y 59 mil 8 pesos como reparación del daño.

En mayo de 2012, una mujer y sus familiares le sacaron los ojos a su hijo de cinco años durante un ritual satánico en Nezahualcóyotl, Estado de México, con el argumento de que quería salvar al mundo de “un terremoto de grandes dimensiones”.

El incidente ocurrió en una vivienda ubicada en la manzana 34, lote 5, de la calle Graciano Sánchez de la colonia San Agustín Atlapulco, donde una familia perteneciente a una secta realizaba un rito con rezos y alabanzas.

La Procuraduría del Estado de México informó que la madre del menor, identificada como María María del Carmen Ríos García, en ese entonces de 23 años, le sacó los ojos al niño con las manos, auxiliada por una de sus hermanas.

Vecinos de la colonia afirmaron que los involucrados en este hecho decían que eran cristianos y comentaban que estaba por llegar el fin del mundo y que se iban a encerrar porque de esa manera se sentían seguros.

Cuando los policías llegaron al domicilio donde se realizaba el rito observaron al niño –identificado solamente como Fernando– con el rostro ensangrentado y a dos mujeres con las ropas manchadas de sangre.

Los agentes alcanzaron a escuchar que los participantes en la ceremonia decían “¡Vamos a matarlo para sacarle el demonio, hay que evitar el terremoto para salvar este mundo terrenal!”, además de que oraban, decían frases incoherentes y estaban “en una especie de trance”.

Posteriormente llegaron varias patrullas y una de ellas trasladó al niño al palacio municipal de Neza, donde fue llevado en el helicóptero de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a la Cruz Roja de Polanco.

Sin embargo, debido a que en ese nosocomio no pudieron hacer más por él, fue internado en el Hospital Pediátrico de Legaria, ya que presentó una fuga de líquido encefaloraquídeo.

Actualmente el menor está recuperado tras un largo proceso de rehabilitación, y bajo custodia de su padre.

Con información de Proceso
Comentarios de Facebook
0 Comentarios de Blogger
Facebook Comments by Blogger Widgets

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...