Mostrar navegación móvil

lunes, 10 de noviembre de 2014

Narcogobiernos federales y del DF afirman ir contra cinco grupos anarquistas

Anon Hispano - 13:38


El gobierno del Distrito Federal afirma haber identificado a cinco grupos radicales vinculados con los hechos de violencia ocurridos en las últimas semanas en la capital



Debido a la violencia extrema y a la “radicalización” de las marchas, protestas y manifestaciones que se han agudizado desde el pasado mes de octubre en el Distrito Federal, la procuraduría capitalina en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF), afirman rastrear a cinco grupos de jóvenes, de la corriente anarquista, para entregar la información a las autoridades federales y de inteligencia, con el fin de desmantelarlos, ya que han intentado tratar de desvirtuar las protestas por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Los trabajos de inteligencia indican que estos grupos son los responsables de hacer pintas en edificios gubernamentales, repartir panfletos en las marchas con el objetivo de ganar seguidores, incendiar la unidad del Metrobús Ciudad Universitaria, el 5 de noviembre pasado, y quemar las puertas de Palacio Nacional en el Zócalo.

Los grupos de anarquistas, identificados como los más violentos, son: Okupa, Cruz Negra, Anarquistas de México, Coordinadora Estudiantil Anarquista e Instinto Salvaje, quienes apenas el pasado 2 de octubre se adjudicaron la explosión de dos bombas molotov y detonaron armas de fuego en la entrada principal de Ciudad Universitaria. Sus integrantes están en la mira de las autoridades capitalinas.

Se busca desmantelarlos y evitar que proliferen, pero sobre todo, se pretende prevenir que en algunas de las manifestaciones que realizan verdaderos estudiantes con motivo de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sea utilizadas para causar más desmanes y destruir edificios tanto públicos como gubernamentales.



Ideario radical

Las autoridades capitalinas encontraron en las recientes protestas volantes en los que anarquistas “reivindican” su lucha social contra el “mal gobierno”, al tiempo que exigen la liberación de sus compañeros presos en diferentes movilizaciones. “Salimos a las calles con todo nuestro odio a esta sociedad de explotación, al estado capital, buscando la confrontación, la profundización y generalización de la guerra social”, sostiene uno de estos grupos en el documento que aseguró la policía capitalina.

En otros se leen: “El descontento se generaliza, sin embargo la oposición no puede cristalizarse en un bloque que cuestione de fondo la raíz de cada vez más constantes muestras de descomposición del sistema capital”, agregan los panfletos que se han distribuido de manera discreta durante las marchas, protestas y manifestaciones que se han realizado en la capital del país.

Ante esta situación, las autoridades capitalinas analizan las cámaras de seguridad colocadas en los lugares donde se han hecho desmanes con la finalidad de identificar los rostros de los responsables, los cuales no están claros porque siempre salen encapuchados o con la cara cubierta, así mismo, se analizan las pintas y mensajes para determinar a qué grupo específicamente corresponde cada incidente violento.

Según el reporte de inteligencia, aparentemente “infiltrados” se mezclaron en la marcha que se realizó el sábado por el caso Ayotzinapa; realizaron diversas pintas con tintes anarquistas en el mobiliario urbano. Las afectaciones se detectaron en parabuses, alumbrado público, bancos, edificios gubernamentales, estaciones del Metro e inmuebles particulares.

Entre las pintas que realizaron están leyendas como: “La rabia es el consuelo”, “la rebeldía es la vida, la sumisión la muerte”, entre otras. Hasta el momento, la policía capitalina realiza el conteo de las pintas ilegales y analiza los videos de las cámaras del Programa Ciudad Segura para tratar de identificar a los responsables.

Como parte de los trabajos de investigación de la PGJDF, peritos recabaron diversas evidencias para ubicar y presentar cargos en contra de los autollamados anarquistas que incendiaron la estación Ciudad Universitaria del Metrobús, así como una unidad de ese sistema de transporte.



Historial destructivo en DF

Los grupos anarquistas se han radicalizado y tomado más fuerza desde 2012, incluso, existen reportes que en 2013 se evitó un atentado contra el embajador de Chile en nuestro país, Germán Guerrero, a quien presuntamente se le enviaron dos paquetes bombas que fueron detectados a tiempo por autoridades federales; desde esa fecha estas organizaciones son analizadas por su actividad en la capital del país.

Sobre estos cinco grupos “anarcos” pesan varias investigaciones, sobre todo por radicalizar y exacerbar la violencia en marchas y protestas. Según las autoridades capitalinas, el pasado 11 de agosto atacaron a dos científicos del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México, con bombas de fabricación casera.

Asimismo, se han documentado por lo menos cuatro ataques a catedráticos y académicos con el mismo modus-operandi; primero intimidan mediante paquetes, después realizan pintas y al final detonan “bombas molotov” o de fabricación casera en sus vehículos o en zonas cercanas al trabajo de la víctima.

Sus objetivos también son empresas y bancos trasnacionales. También se les adjudica el incendio de una bodega en la delegación Coyoacán y otra en el Walmart de Buenavista, en el Distrito Federal, y el incendio de un centro comercial en Guadalajara, Jalisco.

De acuerdo con la página de internet Liberación Total, en la cual confluyen grupos anarquistas de todo el mundo, el pasado 15 de septiembre se unieron 11 grupos mexicanos para conformar la Conspiración de las Células del Fuego, como una fracción de la Federación Anarquista Informal de México, aunque esa página no se actualiza desde el 2013.

Su primer ataque tuvo lugar el 27 de septiembre, cuando prendieron “fuego liberador” a una bodega ubicada en avenida Pacífico, entre Miguel Ángel de Quevedo y Eje 10 Sur, del-egación Coyoacán. Al día siguiente atacaron, utilizando bombas incendiarias, el Conalep, plantel Aeropuerto —ubicado en la Tercera Sección de la colonia Arenal—.

El 23 de septiembre, otro grupo anarquista hizo estallar un explosivo en las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad de la colonia Agrícola Oriental, delegación Iztacalco.

Hasta el momento ningún grupo de choque se ha adjudicado los ataques a Palacio Nacional, la noche de este sábado, pero ya se trabaja en el análisis de los rostros de quienes han participados en los últimos eventos, a fin de encontrarlos y determinar a qué grupo pertenece cada uno de los implicados.

El reporte refiere que “el siguiente paso es buscar quiénes patrocinan económicamente a estas organizaciones anarquistas”, y no se descarta que reciban fondos de Sudamérica.

Con información de El Universal
Comentarios de Facebook
0 Comentarios de Blogger
Facebook Comments by Blogger Widgets

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...